Centro de Noticias

DINAPI y CAFYF capacitan sobre criterios de examinación de invenciones biotecnológicas aplicadas a la agroindustria

27-08-2020

La Dirección Nacional de Propiedad Intelectual y la Cámara de Fitosanitarios y Fertilizantes, realizaron dos jornadas de capacitación virtual sobre «Criterios de Examinación de Invenciones Biotecnológicas aplicadas a la agroindustria» dirigida a examinadores y funcionarios públicos vinculados al estudio y análisis de posibles inventos biotecnológicos.

Durante los dos días de capacitación, se abordaron temas como: criterio de examinación de invenciones biotecnológicas aplicadas a la agroindustria, a cargo de INAPI (Chile) e INPI (Argentina); eventos biotecnológicos; elementos genéticos; construcciones de ADN recombinante; métodos de detección de eventos transgénicos; criterios adoptados por las oficinas de patente en contexto de la Pandemia; y mejores prácticas implementadas

Las ponencias estuvieron a cargo de la Lic. Maricel Gil, jefa de División Biotecnología de la Administración Nacional de Patentes del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial de Argentina (INPI) y el doctor Francisco Romero Oliva, perito examinador de la Administración Nacional de Patentes del Instituto Nacional de Propiedad Industrial del Chile (INAPI).

No solo en el mundo, sino particularmente en Latinoamérica, la biotecnología aplicada a la industria agrícola, energía sustentable y productos innovadores, son elementos claves para el desarrollo del sistema agrícola. «Es fundamental intercambiar capacitación técnica y, sobre todo, compartir experiencias y conocimientos, pues posibilitará una mejor definición de las situaciones que se plantean en éste marco», indicaron los organizadores.

La innovación agrícola es clave para promover, de forma sostenible y sustentable, la productividad del sector agrícola y el desarrollo rural de un país. El fitomejoramiento, la biotecnología, el uso responsable de los recursos naturales y las buenas prácticas agronómicas, representan un importante componente para atender el principal desafío que tiene la humanidad: asegurar la disponibilidad de alimentos e insumos a una población creciente.

A través de estas actividades, se busca que los científicos estén incentivados para contribuir con la creación de novedosos desarrollos tecnológicos. La colaboración entre el sector académico, privado y público será clave para lograr este objetivo. La propiedad intelectual e industrial tiene un rol fundamental para reconocer y proteger los novedosos desarrollos tecnológicos para que la sociedad pueda acceder y beneficiarse de ellos.