Centro de Noticias

Paraguay participa en la elaboración de un mecanismo que permitirá conocer el impacto de la cooperación internacional en materia de Propiedad Intelectual

La Dirección Nacional de Propiedad Intelectual tuvo activa participación en el seminario regional sobre planificación estratégica y gestión de calidad para oficinas nacionales de propiedad intelectual (P.I.) de América Latina, tendiente a la elaboración de un sistema de seguimiento y evaluación de programas de asistencia técnica, organizado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) en conjunto con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).
La Dra. Berta Dávalos Julián, Directora General de Propiedad Industrial y el Dr. Juan Esteban Aguirre, director de Relaciones Internacionales de la DINAPI, participaron del encuentro, cuyo objetivo principal es buscar un mecanismo de seguimiento y evaluación de políticas y programas relacionados con la cooperación para el desarrollo de las entidades responsables de la gestión de los derechos de propiedad industrial a nivel internacional y nacional. En este ámbito, identificar y dar a conocer mejores prácticas entre todas las Oficinas participantes y unificar los criterios de medición de resultados.
En el transcurso de los cuatro días, se trabajó en la elaboración de un sistema de seguimiento y evaluación de las actividades de cooperación que desarrolla la OMPI con los países miembros, ya sea en materia de apoyo técnico, fortalecimiento de capacidades y asistencia legislativa.
En el marco de desarrollo de buenas prácticas vinculadas al Plan Nacional de Propiedad Intelectual y el Plan Estratégico Institucional (PEI), la adquisición de asistencia técnica y construcción de capacidades, a través de la cooperación de organismos como la OMPI, son de vital importancia, ya que la DINAPI es una institución joven y con capacidad limitada, ya sea desde el punto de vista presupuestario como de los recursos humanos. 
Un correcto manejo de esa cooperación, analizada desde el punto de vista de su impacto, permite validar la asistencia recibida y, de manera más responsable, encarar los procesos a cargo de la institución.